[CABA] Mario Mazzitelli: “LA SOBERBIA DE NICOLÁS DUJOVNE.”

img_9950_chica

CABA, 27 de junio 2017

La campaña trae nuevamente al centro de la escena la gran discusión de la economía argentina: si queremos volver a la política económica del populismo o si vamos hacia adelante“.
El ministro debería ser cuidadoso cuando habla. En primer lugar debería saber que el vector del tiempo es unidireccional, por tanto no se puede volver al pasado. Ese es un ejercicio de fantasía (como el túnel del tiempo) pero nada tiene que ver con la realidad.
El ministro habla en términos binarios. Ellos o nosotros, parecido al Patria o buitres. Si así fuera, el gobierno estaría perdido. Porque si la gente comprende -en términos generales- que no se puede gastar todo el tiempo más de lo que ingresa, también sabe que las políticas de ajuste son un desastre para la vida cotidiana de millones de argentinos. Y terminan en catástrofes sociales o fiscales o de deuda, etc. Felizmente hay más y mejores opciones. Pero ese es otro debate.
Hay que elegir entre los que destruyeron la infraestructura, mintieron con las estadísticas y dejaron más pobres o la Argentina del futuro que toma medidas costosas pero pensando a futuro” Aquí la soberbia toma su grado más alto ¿Ellos son la Argentina del futuro? ¿Este paquete de ideas fracasadas es la Argentina del futuro? Le recomendamos a Dujovne que se baje un poco del caballo porque se va a pegar flor de porrazo.
Dice el ministro: “Hay que decidir si vamos a valorar lo que tenemos que es un gobierno que dice la verdad, que no se corrompe y que a veces comete errores pero está gobernando pensando en las futuras generaciones“. Le contesto, el gobierno no dice la verdad. Por ejemplo: pobreza 0. Da por cierto su relato (que no es otra cosa que el sentido común de los ricos expresado en la sobremesa de la abundancia). Entre la “realidad” y la “verdad” del gobierno hay un abismo. ¿Qué el gobierno no se corrompe? ¿No tomo nota que está conviviendo con históricos contratistas del Estado? Finalmente no se trata de cometer errores –que todos los cometemos- se trata que 2/3 de la población estamos mal y vamos peor.
Si la inflación de junio es superior a la de mayo; con tasas de interés en las nubes, dólar retrasado, tomando irresponsablemente deuda externa, con recesión, caída del consumo, disminución de salarios y jubilaciones, etc. es que no pueden cumplir con los mínimos objetivos del presente.
Confundido y con mal diagnóstico el oficialismo no es la opción.  Felizmente la democracia tiene una oferta mucho más rica, que la pobre dicotomía en la que nos quiere encorsetar el señor ministro.
?Mario Mazzitelli
1º Candidato a Legislador CABA
Secretario Gral. Nac. PSA