[CABA – Urbanización de villa Fraga y Rodrigo Bueno] Adrián Camps: “Es un día histórico, después de años de lucha y de falta de reconocimiento”

La legislatura porteña aprobó hoy los proyectos de ley para urbanizar la villa Fraga, conocida también como Playón Chacarita, y el barrio Rodrigo Bueno. “Es un día histórico para sus habitantes, porque finalmente, después de años y años de lucha y de falta de reconocimiento, van a ver concretados sus deseos”, aseguró el legislador Adrián Camps.

Entre los aportes realizados por el diputado socialista a la urbanización de la Rodrigo Bueno, figura la modificación del artículo 14 que hace referencia a la incorporación de trabajadores de la propia villa para las obras que se iban a realizar. Tal como estaba redactada la ley, las empresas estaban obligadas a que “hasta el 20 por ciento” del personal fueran habitantes del barrio. Se fijaba un límite máximo, pero no un piso. Finalmente, el PRO aceptó cambiar el texto por uno similar al que planteaba el de la urbanización de la villa Fraga que ofrece dos opciones: si bien habla de “hasta un 20 por ciento”, establece, además, un registro de aspirantes; es decir, o el 20 por ciento o agotar el listado de inscriptos.

“Esto es muy importante porque las personas que van a ver refaccionadas sus viviendas o aquellas que deban ser relocalizadas, van a tener que pagar créditos, además del costo de los servicios, y muchas de ellas no tienes trabajo o cuentan con escasos. Entonces, la propia construcción es una oportunidad para trabajar, hacerse de fondos y poder pagar también las obras”, resaltó Adrián Camps, quien además agradeció al cuerpo legislativo la aceptación de la modificación de los límites del barrio a fin de mantener protegidos los humedales de la Reserva Ecológica de Costanera Sur, en el marco de la convención internacional Ramsar.

“Cuando nosotros comenzamos a ir a la Rodrigo Bueno, allá por el año 2010, la situación era terrible. Presentamos proyectos pidiendo energía eléctrica, agua, ambulancia y colectivos de línea para que los chicos vayan a la escuela. La villa tiene 4 manzanas, en la última racionaban en agua; un rato le tocaba a algunas viviendas y otro rato a otras. Por eso, si bien los proyectos podrían mejorarse, lo que se votó hoy significa un gran avance para los habitantes de ambos barrios”, finalizó el legislador del PSA.