[CABA] La Legislatura porteña homenajeó a Luca Prodan

A iniciativa del diputado porteño Adrián Camps, esta tarde la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires colocó una placa recordatoria en homenaje al cantante y líder de la banda musical Sumo, Luca Prodan, en la plazoleta que lleva su nombre, ubicada en las calles Fray Justo Santa María de Oro y Uriarte, entre Costa Rica y el Salvador, en el barrio porteño de Palermo. De esta manera, quedó oficialmente inaugurada. La ley que le da el nombre -Nº 2.747- fue sancionada en el año 2008, con autoría del legislador mandato cumplido Rubén Devoto.

placa

Placa recordatoria

Al iniciar su discurso, Adrián Camps destacó: “En estos momentos donde, lamentablemente, vemos todo el tiempo y por todos lados el rechazo a los inmigrantes, la xenofobia y el racismo, quería recordar que Luca fue un inmigrante, como lo fue Carlos Gardel también. Conoce a la Argentina a través de fotos de un amigo que vivía en Córdoba y decide venir hacia acá donde va a desarrollar su arte, que va a romper con los moldes del rock argentino, que muchos llaman rock nacional, pero según lo que he leído, a Luca esa denominación no le gustaba”.

Antes de finalizar, el diputado socialista hizo mención a una inscripción hecha sobre el cemento de la plazoleta que decía “Madres de Plaza de Mayo, Palermo las abraza”, junto al símbolo del pañuelo blanco: “Todos nosotros abrazamos a las Madres y a las Abuelas”.

Por su parte, el Presidente de la Junta Comunal de la Comuna 14, Alejandro Pérez, agradeció el haber elegido a ese barrio para homenajear al líder de Sumo: “Palermo es cuna de artistas, poetas y escritores; se respira arte y cultura todo el tiempo, así que les agradezco haber elegido este lugar para que lleve el nombre de Luca Prodan”.

 “Para no morir, Luca vino a la Argentina a recuperarse y terminó siendo el líder de una de las bandas más importantes de nuestro país. Desde algunos sectores se lo vincula sólo con el aspecto de los excesos y la droga, pero Luca fue mucho más que eso, fue un pionero. Trajo el reggae y el punk, vino a imponer un estilo musical que nuestro rock no conocía. Para toda una generación, Luca es sinónimo de rebeldía en un momento en donde todavía había mucho miedo en la Argentina. Luca vino a darle voz a los pibes. Por eso espero que este sea el primero de muchos más reconocimientos”, manifestó durante la ceremonia Salvador Nuin, joven fanático de Sumo, quien participó como orador.

“Hace poco vivimos una tragedia en un recital de rock and roll, en el que estuve presente, y se ha instalado a través de los medios todo un discurso de estigmatización para quienes participamos de ese tipo de eventos. Hace poco se suspendió un show de La Renga en San Juan; no los dejan tocar en La Plata, ni en la Ciudad de Buenos Aires. Y hay un discurso que apunta directamente a la censura de todo un movimiento juvenil que se expresa a través de estas formas culturales. Podemos imaginarnos lo que Luca hubiese dicho o hecho en su momento”, agregó.

“Luca significó un quiebre para el rock nacional, por eso nuestra intención fue dejar un lugar público, que no había en la Ciudad, que llevara su nombre”, explicó el ex legislador Rubén Devoto.

De izq. a der.: Adrián Camps, Rubén Devoto, Salvador Nuin y Alejandro Pérez.

De izq. a der.: Adrián Camps, Rubén Devoto, Salvador Nuin y Alejandro Pérez.

Participaron, además, el Secretario Gral. Nacional del socialismo auténtico, Mario Mazzitelli; Coordinador Gral. De Seguridad de la Comuna 14, Juan Sánchez; integrantes del Consejo Consultivo de la Comuna 14, vecinos y fanáticos la banda Sumo. <